síguenos en:
 

Regresa

06 de Noviembre de 2012
Valor del Mes de Noviembre: LA LIMPIEZA E HIGIENE

Primordiales hábitos de higiene.

Higiene bucal: los padres han de enseñar buenos hábitos de higiene

Es importante que tenga claro los hábitos que ha de hacer según el momento.

Deberá lavarse los dientes después de cada comida, lavarse las manos antes de los alimentos.

A toda persona nos gusta que cuando hacemos algo bien nos reconozcan pues así es con los niños si él está aprendiendo y tú le elogias será agradable para él y reforzaremos su conducta.

La edad para iniciar los hábitos de higiene

El cepillado de dientes antes de iniciar tenemos que pedirle al niño que nos acompañe para mostrarle como hay que lavar los dientes, y explicarle los beneficios de una higiene bucal.

Esto será cerca de los dos años de edad cuando el niño imitará los movimientos de sus padres al cepillarse. A esta edad lavarse los dientes debe formar parte de sus hábitos diarios. Por lo menos, dos veces al día pero lo correcto es después de cada comida.

La buena higiene bucal y las visitas regulares al dentista, prevendrá la aparición de caries y otros problemas dentales.

El vestir

La ropa y el calzado de los niños son muy importantes. Tenemos que enseñarles que cuando vana Lyno, hay que asistir con la ropa y los zapatos perfectamente limpios.

Después de bañarse deberán ponerse ropa limpia y llevarla a la ropa sucia. Deben aprender que a diario hay que cambiarse de ropa interior y buscar la ropa adecuada para cada ocasión, así como a aprender a cuidarla, conservándola en buen estado y teniendo su closet ordenado y cada prenda de su ropa colocada en su sitio.

El calzado, debe ser cómodo de adecuados a su pie, ni demasiado grandes ni demasiado pequeño. Han de aprender a limpiarlos deberán extremar la higiene de los pies utilizando productos específicos para el mal olor.

El baño y la ducha. El baño debe ser un momento agradable para los bebés o niños muy chiquitos. Podemos darle juguetes en la bañera y hacer que se mantenga jugando mientras se relajan con el baño. Observar si es necesario cortar las uñas si el niño es pequeño.

También deben lavarse las manos y los dientes después de comer. Es un hábito de higiene básico y que jamás deben saltarse, lavarse las manos cada vez que vayan al baño para evitar posibles infecciones.

Recuerda que en Lyno es una rutina y en casa debemos de seguirla para convertirla en un hábito y a largo plazo en un valor que se vive sin pensarse.

"CUENTO PARA CASA “EL SAPO DENTUDO”

Hace mucho, mucho tiempo, hubo un mago que por casualidad inventó un hechizo un poco tonto, capaz de dar a quien lo recibiera una dentadura perfecta. Como no sabía qué hacer con aquel descubrimiento, decidió utilizarlo con uno de sus sapos. El sapo se transformó en un sonriente y alegre animal, que además de poder comer de todo, comenzó también a hablar.

- Estoy encantado con el cambio- repetía el sapo con orgullo- prefiero mil veces los dulces y golosinas que seguir comiendo sucias y asquerosas moscas.

Viendo el regalo tan maravilloso que suponía aquella dentadura para el sapo, y el poco cuidado al elegir sus comidas, el mago no dejaba de repetirle:

- Cuida tus dientes, Sapo. Lávalos y no dejes que se enfermen ni tengan caries. Y sobre todo no comas tantas golosinas...
Pero Sapo no hacía mucho caso: pensaba que su dentadura era demasiado resistente como para tener que lavarla, y las golosinas le gustaban tanto que ni intentaba dejar de comerlas.

Así que un día aparecieron las caries en su dentadura y se fueron extendiendo por su boca poco a poco, hasta que al descuidado de Sapo descubrió que tenía todos los dientes huecos por dentro, y se le empezaron a caer. Intentó cuidarlos entonces, pero ya poco pudo hacer nada por ellos, y cuando el último de sus relucientes dientes cayó, perdió también el don de hablar.

¡Pobre Sapo! Si no lo hubiera perdido, le habría podido contar al mago que si volviera a tener dientes los cuidaría todos los días, porque no había nada más asqueroso que volver a comer bichos ¡puaj!

Autor. Pedro Pablo Sacristán